miércoles, 5 de agosto de 2009

De Duendes, Gremlins, Activos y otros mitos



Hace un par de semanas salí a bailar con uno de mis amigos más jóvenes, ya que la mayoría de los que tienen mi edad dan más vueltas para salir a un boliche que para levantar un tipo en manhunt (palo por si alguno lee).


En un momento que nos cansamos de la pista entramos al resto y nos sentamos en la barra para tomar una sprite y algo de aire. Casi a medio metro nuestro había una mesa donde se sentaban dos tipos cincuentones que hacían lo imposible para parecer cuarentones (buzo deportivo colgado a los hombros, zapatillas new balance, ochenta kilos de crema sólo en la cara, etc.).


“Seguro que se llaman a sí mismos osos” pensé.


En la barra y cerquita de mi amigo se sentaba un tipo de más o menos 30 años, muy bien vestido, de cabello castaño y un lomazo que parecía de esteroides. El único problema es que era algo petiso, pero era obvio que las locas viejas estaban ahí acosándolo, aunque ahora que habíamos llegado nosotros dividían un poco su atención entre él y mi amigo, brillante en sus 22 años.


Yo también tenía mi levante, ojo, había otra mesa cerca con dos floggercitos que parecían menores de 15 años…uno no paraba de mirarme, al menos con el ojo que no le tapaba el flequillo. Supongo que querría preguntarme qué tintura uso.


Como se imaginarán, estando en la posición que estábamos –justo en el medio de la atención- no nos quedó otra que empezar a presumir. Después de todo, para eso se sale.

Hablábamos en voz muy alta y nos reíamos como adolescentes, conscientes de que nos escuchaban de todos lados. Mientras estábamos en esa pose, aparecieron dos amigos/conocidos que se acercaron a saludarnos. Se quedaron parados frente a nosotros haciendo chistes y comentando estupideces y, muy pronto, se habían unido al coqueteo (o histeriqueo) que nos conminaba allí.


En un momento, mi amigo dijo: “Qué suerte que Rubio me convenció de salir porque yo me iba a quedar en casa. Con esto de la gripe A me da una cosa salir…”


Uno de nuestros amigos/conocidos dijo: “Ay, para mí que es todo un verso eso de la gripe A.”


Y yo dije, parrafa-choreando a Homero Simpson: “Claro que es un verso, la gripe A es un mito como los duendes, los gremlins y los activos 100%”.


Todos se rieron, incluso el “chico esteroides” y las señoronas de la mesa de al lado que se hacían las no interesadas en nuestra charla.


Pasó el rato y mi amigo se fue al baño con los dos recién llegados. Yo me quedé sentado en la barra sosteniendo tres camperas y un buzo. De golpe, el chico esteroides me dijo desde su lejanía “¿Así que vos crees que los activos no existen?”.


Lo miré, medio sorprendido, y le dije: “No, yo creo que los activos 100% no existen”.


Entonces, como si nada, me dijo “Cuando quieras te pruebo que sí existen”.


Y, acto seguido, se levantó y se fue hacia la puerta.


Yo me quedé perplejo viendo cómo se iba. No sabía si tenía que levantarme y seguirlo o quedarme esperando a que volviera o si era una joda o qué. Por ahí era una forma de levante a la que nunca me había enfrentado.

El tipo salió del resto y se perdió de mi vista. Supuse que se habría ido al patio o al estacionamiento y capaz me esperaría por ahí, lo cual me pareció medio extraño. Al fin y al cabo, hacerse seguir es una actitud más de mujer que de hombre y se supone que a un activo le gusta ser el hombre…Igual me dije que no podía moverme ya que tenía la ropa de los otros, así que me tranquilicé y me quedé sentadito.


Llegaron mis amigos y fuimos a bailar a la pista pero, por supuesto, yo seguía pensando en el desafío que me habían hecho. El tipo no me gustaba tanto pero había conseguido intrigarme.


Finalmente lo ví parado contra una columna mirándome disimuladamente. Por unos momentos pensé en hacerme el inalcanzable y no darle bola pero como ví a los dos viejos del resto cerca de él mirándolo con hambre no pude resistirme a mostrarles que el juguetito que ellos habían elegido era mío y sólo mío.


Me acerqué al petiso musculón y le dije al oído: “Dale, nene, mostráme que los activos sí existen”


-“¿Tenés lugar?”- fue su contestación.


- “Sí”- le dije, consciente de las miradas alertas de los dos osos.


- “Vamos entonces” – me apuró mi supuesto activo – “Te espero en la puerta”.


Me despedí de mi amigo y pasé triunfante frente a las dos locas vejetas sintiéndome el ganador de la noche. El “activo 100%” me esperaba en la puerta de la disco con unas llaves de auto en la mano y una campera bajo el brazo.


“¡Con auto y todo!” pensé “¡Estos son los activos que me gustan!”.


Salimos y le fui indicando el camino mientras intentaba averiguar algo de la persona que, supuestamente, me iba a coger en breve. Fue poco lo que me contó de él. Lo poco que saqué es que no era de Córdoba pero vivía acá hace mucho tiempo y trabajaba con un amigo pero no me dijo en qué.


Bueno, como no quiero alargar mucho y detesto los relatos eróticos sólo diré que fuimos a mi casa y el chico cumplió con lo prometido. No fue nada del otro mundo y hasta podría decir que fue medio insulso para la excitante previa que hubo. Antes de que acabara yo ya estaba pensando en cómo iba a hacer para decirle sutilmente que se vaya, no fuera que se quisiera quedar a desayunar o, peor, a dormir.


Una vez terminado el trámite le dije si quería pasar al baño y me dijo, muy caballerosamente “Andá vos, primero”. Así lo hice y cuando le tocó el turno a él aproveché para vestirme rápidamente, onda que cuando saliera del baño me viera vestido y se diera cuenta de mi sutil “tomáte el palo”.


Pero se ve que no sabía interpretar sutilezas porque apenas salió del baño se echó en la cama de costado y me preguntó si hacía mucho que vivía acá o alguna otra boludez. Yo me quedé parado contestando con monosílabos y caras de circunstancias, pero el tipo parecía no comprender que tenía que irse. Finalmente, me senté en la punta de la cama y me quedé en silencio, pensando que en algún momento se aburriría.


Y de golpe, entendí porqué no captaba las sutilezas:


“Bueno, loco, son 100 pesos”- me dijo, tranqulito.


Soy de esas personas que, cuando se enfrentan con algo inesperado, sólo atinan a reírse. Y esta vez pegué una carcajada bastante larga. Cuando me pude dominar, le pregunté:

- ¿Cómo que son 100 pesos? ¿Sos taxi?


- Y sí, loco- me dijo en tono de terrateniente que exige renta.


- ¿Y porqué no me dijiste antes? – le pregunté, empezando a enojarme.


- Sí te dije.


- ¿Cuándo?


- En el boliche.


- ¿En el boliche cuándo?


- Y ahí cuando estabas en la pista.


- ¿En qué momento?


- Cuando te acercaste a hablarme.


- Lo único que me dijiste es si tenía lugar yo y que me esperabas en la puerta.


- Bueno, loco, no sé. Yo te lo dije.


- Yo no te escuché.


- Y bueno, pero yo te lo dije.


- Qué lástima –le dije, ya con bronca – En todo caso, deberías haberte asegurado de que yo te había oído.


- Yo te lo dije – se entercó él, con actitud de argentino chanta.


- Y bueno, chavón, no tengo 100 pesos. Lola.


- ¿Y entonces? – dijo él, como enojado.


- ¿Y entonces qué? – me enojé más yo.


- ¿Qué hacemos ahora? – dijo, como preocupado.


- Y nada, que te vestís y te vas – le dije, cortante.


- Me debés 100 lucas…


- ¡Soñá que te las voy a pagar!


- Loco, en serio, me debés 100 pesos y me los tenés que pagar, sino te armo kilombo – me dijo, muy serio.


- ¿Me estás amenazando?


- No, te digo nomás que me debés 100 pesos y me los tenés que pagar.


- Bueno, mirá – le dije, dudando si llamar a la policía o no - No tengo 100 pesos así que te vas a tener que ir sin nada.


- Dame lo que tengas y el resto me lo das otro día.


- ¿Porqué no me pediste la plata antes de coger? – se me ocurrió, de golpe.


- Porque queda feo – dijo tras una pausa en la que se notaba cómo pensaba.


- Mirá, pibe, decí la verdad. Vos nunca me dijiste que eras taxi.


- Sí te dije…


- A mí no me vas a mentir así, boludito – me enojé en serio-. Y si me lo hubieras dicho, me tendrías que haber cobrado de entrada.


- No, loco, no es así. Todo el mundo paga al final.


- Esa no te la creo – le dije, mordaz – porque si fuera así, nadie te pagaría. Sos un queso en la cama…


- Bueno, no sé – dijo, turbándose un poco – La cosa es que vos contrataste un servicio y ahora tenés que pagarlo – dijo, escudándose en el lenguaje económico.


- ¡Yo no contraté nada! Ahí está el problema. Si hubiera sabido que eras taxi boy ni te hablaba – le dije, en un brote de ultraderechismo.


- Vos me viste ahí en la barra y te sentaste al lado mío…-empezó él.


- ¿Y?


- Y viste a los dos tipos que me estaban mirando, no me digás que no te diste cuenta.


- Sí, los ví, ¿y?


- Y que ahí deberías haberte dado cuenta – concluyó- O sea, yo estaba laburando.


- ¡Ahh! ¡Estabas laburando! ¿Y entonces porqué no te fuiste con los tipos esos?


- Porque vos me gustaste más – me dijo, ingenuo.


- Mirá vos – dije, sin que me afectara lo más mínimo la autoestima y manteniendo mi enojo - ¿O sea que vos andás eligiendo por ahí quién te va a pagar?


- Y sí –dijo, en tono complacido – Todos me pagan siempre.


- ¿Incluso cuando no les avisas que cobrás?


- Siempre aviso –volvió a mentir – Si vos no escuchaste no es mi problema. Capaz que como la música estaba muy fuerte…


- Bueno, mirá – le dije, harto – Te voy a dar los 100 pesos y te vas, pero admití que nunca me dijiste que eras taxi boy.


- No, loco, en serio te lo dije – empezó.


- Si seguís mintiendo no te doy nada – dije, mientras sacaba la billetera – Admítame que no me avisaste que eras taxi boy y te doy la plata.


- Bueno, lo admito –dijo, en tono de no admitirlo y estirando la mano.


- Tomá y andáte rápido, por favor – le dije, poniendo el billete en su mano.


Y como buen gato, agarró lo suyo y se fué.


Durante toda la semana mi judío interior torturó a mi consciencia por los 100 pesos que había soltado así nomás. En los momentos de mayor equilibrio, terminaba aceptando que era mejor perder un poco de plata a meterme en un kilombo con una loca que ni conocía y que vaya a saber lo que haría por un billete mugroso de 100. Quizás le hiciera más falta que a mí, quería creer, aunque eso no me consolara.

Después, llegué a la conclusión de que lo que más me dolía es que me habían forzado a pagar por sexo, cuando yo quería llegar a ese momento por mi propia voluntad…


Pero bueno, era un engaño y no contaba.


Mis amigos, como era de esperar, se rieron sin piedad de mí y durante unos días me tuve que bancar que me dijeran sugardaddy y otras boludeces por el estilo.


Finalmente, vuelvo al boliche el sábado pasado y, por supuesto, me lo encuentro a mi taxi boy, sentado en el mismo lugar de la barra pero con una pose mucho más femenina. Rápido como el rayo, le dije a uno de mis amigos más masculinos “Andá y decíle a aquel tipo que sos activo y que cuánto te cobra”. Después de 5 o 6 minutos de convencerlo, mi amigo se atrevió y fue. Volvió diciendo que le cobraba 100 pesos o 70 por sólo sexo oral.


Ahí sí se me subió toda la sangre a la cabeza, fui hasta la barra y empecé a gritarle como si lo estuviera por matar “¡Vos me dijiste que eras activo 100% y me cobraste 100 pesos! ¡Ahora me los devolvés por mentiroso!”


El tipo me miró con los ojos que parecían huevos fritos.


- Qué te pasa…- empezó, poniéndose colorado.


- ¡Dame mis 100 pesos ya! – le grité – ¡Yo te pagué para que me probaras que existían los activos 100% y ahora acabás de probarme que no existen!


- Pero…


- ¡Me das la plata ya, hijo de puta! ¡Con razón no sabés ponerla si sos una pasiva como cualquier otra! ¡Aprendé a coger y después cobrá, pendejo boludo!


Y le dije unas cuántas cosas más, delante de varias personas que se pusieron más coloradas que él. Obviamente, yo ya tenía algo de alcohol encima pero me sentía consumido de furia e indignación. Y no era por la plata, sino por el hecho de que el tipo no fuera realmente activo.


Quiso escaparse pero mis amigos se pusieron en la puerta. Vino un guardia a ver qué pasaba, vino una travesti a querer poner orden. Por fin, el tipo se dio cuenta que iba a ser peor para él y me dió 2 billetes de 20 y 6 de 10, bastante arrugaditos.


Recuperé mi dinero, pero hoy, más que nunca, creo que los activos 100% son un mito.

27 comentarios:

  1. VOLVISTE!!!!
    Y CON QUE AVENTURAS!!!!
    La verdad es que uno se queda con la sangre en el ojo con esos aprovechadores!!!
    Salio bien, pero la verdad es que pueden amargarte unos días.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué coraje tenés!! Pero está bien, mirá si te va a robar $100 así nomás, qué bárbaro!!
    Suerte que volviste a escribir, se extrañaban tus aventuras.
    Besos, Rubio.

    ResponderEliminar
  3. ¡Arriba, gringo!! ¡Por fin volviste!!

    Seguro que andabas noviando...

    Me gustaría que me pase lo mismo que a vos en esta historia, sabés cómo le parto la cara al tipo. Me revienta esa gente.

    Por otro lado, te lo merecés por andar coqueteando y molestando a los osos.
    La próxima vez, quedáte con el floggercito.

    Seguí escribiendo, sabes!

    ResponderEliminar
  4. Sorprendente tu historia, para ser la primera que leo me ha gustado mucho.

    ¿100 por ciento activos? Hay algunos que se creen eso a morir.

    Te seguiré visitando.

    ResponderEliminar
  5. Hace rato había descubierto tu blog pero pensé que ya no escribías. Me alegra ver que estaba equivocado...

    Y bueno, ¿quien dijo que el conocimiento no cuesta? (Sino preguntale a Edipo) 100 pesos para averiguar que los activos 100% no existen no es tan caro ...

    Igual, uno no es un número estadístico...

    Un abrazo,

    Nahuelito

    PD: ¿Seguirá la investigación de campo?

    ResponderEliminar
  6. Que bueno que te pudiste desquitar, no hay nada peor que quedarse con la bronca por una situcion que uno no se esperaba y termina mal

    ResponderEliminar
  7. llegue aca por el blog de putis y no paro de cagarme de risa por tu reaccion. La verdad yo en tu lugar hubiera echo exactamente lo mismo!

    Saludos!

    pd: al tipo lo volviste a ver en el boliche?

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaa rubiooo!!! Q alegria volviste!! nunca te comentaba yo pero siempre te leia. pense uqe no ibas a volver mas jajaja
    muy buena la historiam e cagué de risaaaa!!!
    Besosss, segui escribiendo rubia loreal!!!

    ResponderEliminar
  9. Ya era hora de volverte a ver, mi querido Rubio... estabas como lejos... y yo también me hubiera indignado igual, ¿cómo es posible que a uno le fuercen a pagar?... es un putito de tercera, pero lo destacable es que te dió una perfecta historia para un regreso apoteósico.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  10. Genial! aunque yo le hubiera dicho a tu amigo q le hiciera el oral en el baño... y ahi lo sorprendian entre todos tus amigos... se hacian petear todos... les sacaban la guita y todo lo de valor q tenia... lo recagaban a trompadas... como para q tenga y guarde...

    Se q es medio violento... pero en estas vacaciones estoy viendo Los Soprano... y creo q me esta influenciando demasiado... jaaaaaaa... chauuuuuuuuuu...!!!

    ResponderEliminar
  11. No te puedo creer. Qué loca esa gente. Habría que darles una buena lección como dice Luckitas.
    Aunque lo que hiciste también estuvo muy bien.
    Welcome back!!

    ResponderEliminar
  12. Qué suerte que volviste rubio!! Que alegría tan grande!!! Qué historia viviste y contaste! Como lo cagaste, me encantó!

    Muchas gracias por el comentario, hermoso!!

    BESOTES Y BUEN FINDE!

    ResponderEliminar
  13. Uh loco, a mi me paso algo similar hace mucho cuando iba a Peekaboo. no sera el mismo??
    ERa un tipo medio grandote el que yo digo

    ResponderEliminar
  14. jajajaja boluuuudo que horror que te pase eso.
    uno quiere pagar por sepso recien a los 55 y si esta muy desesperado nada mas, nodá que te obliguen, nodá.
    it's true igual activos 100% solo un cuento

    ResponderEliminar
  15. send me on my way de rusted root la cancion =)

    ResponderEliminar
  16. JAJA muy bien hecho!!
    Q estafador por dios!!!
    Yo no ledaba ni 10 centavos

    ResponderEliminar
  17. Esta istoria no s hace quedar mal. deberian proivirte escribir

    ResponderEliminar
  18. Es un aprovechador el tipo, encima el ya sabia donde vivias vos, y vos tenias todas las de perder pero yo no le hubiera pagado y hubiera llamado a la policia y que se cague. Saludos!

    ResponderEliminar
  19. ajajjj sos un grosso rubio, muy grossoo, le sacaste 100 mangos jajajajj que capo!

    ResponderEliminar
  20. muy raro lo que te paso , yo a los taxi boy los reconosco de una ojeada , tienen un aire inconfundible , aunque es obvio que te tiene que avisar antes .
    por cierto ese tipo era medio chanta q si andaba en auto no precisa cobrar por cojer.

    hablando de activos solo , no se si sere un iman de casados, pero en mi blog escribi sobre " porque tipos casados se hacen dar ?" un misterio parecido al tipo 100 % activo , o al monstruo del lago ness , nadie lo agarro nunca , pero existe.

    ResponderEliminar
  21. Buen blog, te felicito. Recien lo descubro. Gracias por hacerme pasar un buen rato

    ResponderEliminar
  22. Puta madre!!!! Esos son los que terminan desprestigiando al gremio. De todas maneras, te aconsejo que nunca te lleves un desconocido a tu casa. La sacaste barata y tuviste más suerte al haber recuperado la guita.

    Los riesgos que corriste fueron innecesarios porque ya todos sabemos que los activos 100% no existen, juas.

    Muy bueno el blog. Es muy poco frecuente encontrar un sitio donde leer cosas interesantes sin tener que lidiar con las faltas de ortografía y/o de redacción. Un hallazgo que le debo a Luckitas (que por lo visto está muy Corleone últimamente, juajuas).

    Salute. Me hago fan.

    ResponderEliminar
  23. To Our Flickering Prices at www.Pharmashack.com, The Unequalled [b][url=http://www.pharmashack.com]Online Apothecary's [/url][/b] To [url=http://www.pharmashack.com]Buy Viagra[/url] Online ! You Can also Espy Prominent Deals When You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/cialis.html]Buy Cialis[/url] and When You You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/levitra.html]Buy Levitra[/url] Online. We Also Be subjected to a Ginormous Generic [url=http://www.pharmashack.com/en/item/phentermine.html]Phentermine[/url] Pro the treatment of the duration of Your Victuals ! We Huckster Robust star [url=http://www.pharmashack.com/en/item/viagra.html]Viagra[/url] and Also [url=http://www.pharmashack.com/en/item/generic_viagra.html]Generic Viagra[/url] !

    ResponderEliminar
  24. Hola!!! Soy Claudio de Villa Gesell, y acabo de leer tu historia y si... los activos 100% no existe, no si... mi marido dice ser activo 100% (por el momento)... jaja no se deja!!!

    en fin pasaba a saludare...
    beso
    Claudio de Gesell

    ResponderEliminar
  25. Este blog està buenìsimo !!!! La calidad de redaciòn y los temas. Yo también creìa que el mundo homo era A o P, y hoy, màs viejo, veo que no, todo es màs complejo, como lo es la sexualidad humana llena de matices.
    Manito arriba para este post en particular y espero visiten también mi blog de historias triple X haciendo clic en nombre ;-)

    ResponderEliminar
  26. I truly love your ωebsite.. Exсellent colοrs & themе.
    Dіd you build this amazing site yourself? Рlеase reply baсk as
    I'm planning to create my own blog and want to know where you got this from or what the theme is named. Many thanks!

    Also visit my page ... payday Loans
    My web page :: Payday Loans

    ResponderEliminar
  27. http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
    site

    ResponderEliminar